martes, 5 de agosto de 2014

Anillamiento de Flamencos en Odiel

Esta pasada semana he estado en Doñana y Odiel.
En Doñana he estado visitando a los amigos de la Cañada de los Pájaros, donde he pasado tres días fabulosos, de risas, baños de barro, salidas al campo, y sobre todo, encuentro con buenos amigos.

El viernes tarde nos desplazamos Fran, Salomé, Amanda, unas chicas de prácticas de la Cañada y yo, a las Marismas de Odiel, para el anillamiento de Flamencos que se iba a realizar el sábado a primera hora de la mañana.

A las 19 horas, reunión en el Centro de Visitantes para recibir las instrucciones y la distribución de equipos, de mano de Manolo Rendón.


Y el sábado, a ponerse en marcha a las 5.30 h de la mañana, dirección hacía una de las salinas, donde este año han criado los flamencos, casi 3000 pollos. El paisaje a estas horas espectacular, con las luces de Punta Umbría a un lado, a otro Huelva, reflejadas en las aguas de las salinas.

Después de llevar a los pollos hacía el muro donde se iban a encerrar casi mil, con el agua por encima de las rodillas y lodo en muchos tramos, además del frío, todo quedó listo para anillar casi medio millar de estos simpáticos flamenquitos.


Mi equipo de anillamiento fue el azul, donde teníamos preparadas las anillas metálicas y de pvc para las aves.

En esta foto, Julio y Sarry, con los pollos de flamenco en el corral, antes de empezar el anillamiento. A partir de este momento unas horas de duro trabajo para terminar lo antes posible y molestar lo justo a los pollos.



A pesar de ser unos pollos, ya estaban creciditos, y los picotazos en las orejas, a estas horas, que todavía hacía frío, pues dolían más que molestaban. Pero bueno, hay que entender que estaban nerviosos los pobres...y yo también, jaja.

En otra zona, se procedía al pesaje y a tomar medidas biométricas.

Y tras anillar alrededor de medio millar de pollos, el resto se liberaron de nuevo...



Terminado el anillamiento, a lavarse un poquito, que estábamos de lodo hasta las orejas, y a disfrutar de los limícolas de la zona y de las águilas pescadoras con los pollos ya volantones.

No hay comentarios: