domingo, 17 de abril de 2016

Censos de primavera: Cernícalo primilla y sisón

Este año realizamos los censos nacionales de Cernícalo primilla y de Sisón.
Desde el grupo local SEO Sierra Nevada estamos realizando el trabajo de campo en la provincia de Granada.
En el nordeste de la provincia hemos contado con la inestimable colaboración del Grupo de Anillamiento Caralluma, que lleva tiempo trabajando con la especie por allí.

Han sido muchas horas de trabajo de campo, recorriendo gran parte de la provincia, visitando decenas de cortijos abandonados y otros enclaves, disfrutando de muchos rincones llenos de encanto, algunos desconocidos para nosotros.

La mayoría de los primillas se encuentran en edificaciones abandonadas, así que hemos hecho un buen inventario de los cortijos de la provincia. Daba pena ver como estos edificios, testigos de un pasado rural irrepetible, se derrumban con el paso del tiempo.




Acompañando a los primillas, en la mayoría de los cortijos habitaban sobre todo palomas, grajillas y mochuelos, además de otras pequeñas aves: gorriones, colirrojos, golondrinas.



El censo de cernícalo primilla ya está terminado.


Ahora estamos en plena faena con los sisones, que lleva consigo una metodología más complicada, por el tiempo empleado en el campo y por la localización de los individuos.
A pesar de ello, es espectacular observar a los machos con el plumaje nupcial, y más cuando en un reducido espacio puedes llegar a ver más de 15.


El primer sisón macho del censo, en el Temple. Bella y espectacular estampa de este ejemplar llamando la atención de las hembras. Lo malo es que a su alrededor había otros 14 machos con la misma intención, jaja.


A pesar de no ir al campo con el objetivo de hacer fotografía, si que llevamos un cuerpo de cámara con un tele 70-200 para capturar algunas imágenes de aves. Aunque la mayoría de fotos han sido tomadas con el móvil para dejar constancia de los primillares y sitios por donde pasábamos.

Abejaruco

Abubilla

Collabla gris

Escribano triguero
Seguimos haciendo ciencia ciudadana, desde SEO/Birdlife, y en la provincia con el grupo local SEO Sierra Nevada. Ahora con los sisones, el Atlas de Aves Reproductoras, y los programas SACRE y Noctua.
¡Vaya primavera más completa tenemos!



domingo, 6 de marzo de 2016

Andarríos solitario (Tringa solitaria)

Empezamos el año con una nueva rareza.
La segunda semana de febrero Richard Howard informa que le han pasado una cita de andarríos solitario (Tringa solitaria) en Cuevas de Almanzora, Almería.
Richard se desplazó a la zona y pudo observarlo y fotografiarlo.
Junto a Jesus Díez decidimos ir el fin de semana a verlo, pero en previsión del mal tiempo previsto para el sábado y el domingo, y temiendo que el bicho se fuera, nos liamos la manta a la cabeza y realizamos un viaje express, saliendo el viernes a mediodía, más de dos horas de viaje, sabiendo que tendríamos menos de una hora de luz para localizar el sitio y el ave.
Nada más llegar lo vimos volar, y cuando fuimos a relocalizarlo, un pastor con un buen grupo de ovejas, arrasó la rambla, volando todas las aves de la zona.
El sitio, una rambla con algo de agua, estaba llena de aves. combatientes, temminck, andarríos bastardo y grande, etc.
Después de un rato, por fin conseguimos verlo a placer y fotografiarlo, aunque ya con poca luz y tirando a tope de ISO.

Otra rareza más a la saca y esta vez de un bicho, además de muy bonito, pocas veces observado en la península.

(por cierto, el andarríos sigue por la zona a fecha de hoy).


Sorpresas del campo

Hace un tiempo, mientras corría por una zona de Sierra Nevada, pude observar dos gatos a media distancia.
En principio me parecieron híbridos de montés.
Uno de ellos tenía muchas características del montés, pero la cola delgada, aunque acabada en negro, me lo indicada.
El segundo en un primer momento también me pareció igual, hasta que se movió y pude observar un gruesa cola, con tres anillos terminales negros, el último terminando en una gran maza.
La línea dorsal negra también me hacía tener mis dudas.
Ante la duda de si fuera gato montés o híbrido, consulté varias páginas y autores, pues había elementos que no me cuadraban, como el blanco del hocico o el pecho.
Consultada bibliografía digital aparecen monteses con estas características, si bien no es lo normal.
Como tuve que volver al coche a por la cámara, cuando volví ya no los ií. Estuve un buen rato buscando, hasta que los localicé, aunque no me permitieron más que hacer un par de fotos. La luz y la hora, casi anocheciendo, tirando a tope de ISO, puede que confundan algunos tonos de la fotografía.
Pasados unos meses si que he podido disfrutar de más observaciones de gato montés, aunque esta vez fuera de Granada y acompañado de osos y lobos.
De todos modos, sea o no montés, el encuentro fue emocionante, y aumenta el número de mamíferos que he podido observar a pocos minutos de casa, y que nos recuerdan que tenemos un rico patrimonio natural que es necesario conservar.